jueves, 29 de abril de 2010

NO PUEDO....


Confieso públicamente que tengo una debilidad: escucho conversaciones ajenas.

No puedo evitarlo, salgo a comer, a cenar, voy acompañada de amigos, de mi marido, de familiares, y mientras compartimos y charlamos no puedo dejar de escuchar lo que en otras mesas están comentando. ¡Desearía no hacerlo, pero NO PUEDO!


Mi marido , con los años, ya se ha acostumbrado, incluso cuando salimos del restaurante o del café, me pregunta divertido " Y qué, ¿qué se ha comentado en las mesas de al lado?", y se lo explico.


Es una curiosa escucha en paralelo, porque no pierdo el hilo de lo que sucede en mi mesa. Las más divertidas son las mesas de adolescentes o de grupos de chicos jóvenes, suelen hablar de gamberradas, de ligues, de fiestas, de juergas, de amor. Odio las mesas de "viejos amigos seniles", en las que hablan de batallitas, de fracasos, de antiguas modas y de médicos y dolencias. Aunque peores son las que negocian divorcios, visitas a los niños, custodias compartidas o no, y quién se quedará con la casa de la playa. Las mesas de amantes son deliciosas, pasiones desenfrenadas que no se pueden confesar, válvulas de escape y últimos cartuchos por quemar, todo con tal de no dejar de sentirse amado.


Hace unos días salí a cenar con unos antiguos compañeros de trabajo, y en la mesa de al lado un grupo de amigas, todas estupendas, súper bien arregladas, se las veía muy unidas y que disfrutaban de estar juntas. Una de ellas decía:


- "Yo no dejaría nada por él. Tengo claro que adoro a mi marido. Es un padre genial y cariñoso.Tengo una vida maravillosa , cómoda, confortable. Pero, no puedo evitar seguir viéndolo, es la guinda del pastel, convierte mi vida en algo perfecto. Pero, vaya, no me imagino con él para nada..."


Sus amigas intentaban "poner juicio" a sus palabras, parecía que el tema era arriesgado, y una de las amigas, después de un breve silencio le dijo , mirándola fijamente:


-"No dejarías nada por él. Pero es a él a quien no puedes dejar"


En la mesa estalló una carcajada conjunta, se estaban petando todas de la risa, y oigo que responde con resignación:


- "No, no puedo"


PD: ¿Qué es lo que "te puede"??

jueves, 22 de abril de 2010

AMANECER


Esta mañana he madrugado. He visto la salida del sol, desde la ventana del baño, da a Este y he contemplado un fabuloso amanecer. La salida y la puesta del sol no dejan de emocionarme, son el mayor espectáculo del mundo. La vida. El Día a Día.

Hay días que crees que van a ser iguales que los demás, pero no, todos son diferentes. Igual que la salida y la puesta del sol, cada día son únicos. Igual que nosotros, cada uno somos únicos.

Hay días en los que te dan noticias que te estremecen de la cabeza a los pies, pero cada día alguno de nosotros recibimos una de esas noticias. Hechos que nos acercan a nosotros mismos, mensajes que reordenan las prioridades de nuestra existencia, oportunidades que no podemos dejar escapar por dolorosas que sean al vivirlas.
Cada día es único y diferente. Cada día puede ser el último de nuestra existencia. Cada día merece la pena vivirlo amando porque no hacerlo es arriesgarnos a morir odiando.

PD. Y tú ¿vives amando?

jueves, 8 de abril de 2010

"SPRINGING"


Mi jardinero fiel me decía el otro día " cuando estalle la primavera, va a ser un "boom", el jardín nunca había estado tan verde"

Y ese es el misterio de la Primavera, que de repente florece, y lo que era triste y gris se convierte en multicolor, y lo que no se veía de golpe se convierte en protagonista, y te preguntas ¿cómo no había sido capaz de adivinar tanta belleza?. Y nos pasa con todo, con los familiares, con los compañeros de trabajo, con las oportunidades, con los amigos, con las relaciones...no adivinamos la primavera que esconden dentro , sólo nos fijamos en sus inviernos, fríos y grises y no tenemos la suficiente paciencia para aguardar su estallido, no tenemos fe en ell@s porque no la tenemos ni en nosotros mismos.

miércoles, 7 de abril de 2010

EN MARCHA...


Han pasado muchos días y yo no me he pasado por aquí ni por vuestros blogs...os echo de menos, de verdad.

Tengo buenas noticias y las quiero compartir, ayer finalmente mi suegra regresó a casa; desde el 14 de enero que estaba en el hospital : ha superado un shock séptico, un coma de tres semanas y una larga recuperación. El otro día oía la noticia que una empresa catalana ha creado una silla para poder medir y analizar la pérdida de masa muscular de los astronautas que debido a la falta de gravedad pierde fuerza, casi completamente, en dos semanas y, ¡ es cierto! , mi suegra ha tenido que hacer mucha fisioterapia para recuperarse de esas tres semanas de inactividad.

Esta fiestas he podido pasear por el campo y la montaña, la tierra me ha cargado de energía, también he meditado en la playa , en un lugar muy especial que me mostró una persona también muy especial. Pude asistir a la conferencia de una escritora honesta y con las ideas muy claras, que escribe muy bien pero, sólo lo que ella quiere, cosa que hace que no sea mediática ni famosa, pero nos regaló un curioso "decálogo" de 14 puntos sobre lo que era necesario, según su opinión, para ser escritor. También compartí la mona de pascua con mi familia, con barbacoa incluída y hemos trabajado casi todos los días, parece que se empieza a decir que lo peor de la crisis ya ha pasado, pero todavía no puedo dar fe de este hecho. He podido ir de compras con mi hija, que cada día crece más y he conocido a través de dos amigas dos sitios nuevos y distintos, un Outlet cerca de Vilafranca que tiene marcas buenísimas a precios muy razonables y un show-room en Barcelona muy original y llenos de tendencias y complementos muy apetecibles para esta primavera.

Antes que empezara pascua comí con mis amigas de la facultad, lo hicimos en El Velódromo, un Cafe de toda la vida de Barcelona, que tras una larga reforma, ha abierto de nuevo sus puertas. Solíamos ir allí a tomar las primeras copas de la noche, aunque también te podías tomar el aperitivo el domingo o el cafecito después de comer. Lo que más me ha gustado de la reforma es que el local ha quedado IGUAL, pero ahora se puede tapear y comer a cualquier hora del día. Después nos fuimos a una clase de cocina, muy divertida, nos enseñaron a preparar entrantes y aperitivos y acabamos la tarde shopeando...¡cómo no!
También os quiero contar que en marzo organizamos una fiesta de cumpleaños en el Hospital, mi suegra cumplió 73 , pero lo celebramos como un primer aniversario...las enfermeras colaboraron mucho y compartimos pastel con algunas enfermas con las que mi suegra entabló amistad...Fue bonito, pero espero seguir celebrando cumpleaños en todos los sitios del mundo, acepto propuestas , excepto en el hospital.
Ya veis, en marcha y sin parar, avanzar, avanzar, y como se dice "pá tras, ni para coger impulso", y ese tren de la vida que no para jamás y del que no apearse es buena señal, aunque a veces apetece un respiro , ni que sea para observarlo pasar...
PD. Y tú, ¿has celebrado cumpleaños en sitios "raros"???