miércoles, 31 de agosto de 2011

IMPATIENTIA




Me doy cuenta que muchos de los mortales sufrimos de impaciencia. La nueva tecnología y la inmediatez del momento nos hacen creer en un espejismo: todo debe cumplirse en el momento que nosotros deseamos.

Creo que finalmente acabaremos por creer que podemos gestar un bebé a la carta y encima parirlo en un "plis-plas", que podremos crear  la noche con un chasquido de dedos, o que la primavera florecerá cuando sólo nosotros miremos por la ventana.

Creemos que el resto de  personas harán lo que nosotros queremos en el momento que queremos y de la manera y forma que deseamos, que ellas están esperando con los brazos cruzados a que  nosotros formulemos nuestros deseos para que se cumplan a nuestro exacto antojo.

Y si un número de teléfono no contesta, no paramos de hacerlo sonar, y si un correo electrónico no contesta, poseídos, no paramos de mandar misivas, como en convulsión nerviosa para que nuestra impaciencia sea saciada.

La impaciencia lleva consigo la nula empatía, el no pensar en los demás, ni ponernos en sus zapatos, el  no creer que las cosas y la naturaleza llevan un ritmo, una cadencia, que ni la impaciencia más selecta puede saltarse a la torera.
La impaciencia conlleva no pensar en el más allá, ni en las consecuencias de nuestros actos, es como una boca que nos devora y a la que debemos alimentar como sea, y a costa de lo que sea.
Sería bueno que cuando nos vemos engulidos por ella, nos paráramos a respirar y a imaginar si realmente es eso lo que queremos, si es precisamente necesario, si es tan urgente, y si vamos a hacer realmente algo con ello.
Impacientes del Mundo, por Dios , ¡¡¡¡ meditad y pensad un poco en los demás!!!!!

PD ¿Os devora la impaciencia???

2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, pensamos que somos el ombligo del mundo y que este se mueve cuando y como nosotros queremos. Nos volvemos muy egoístas.
    Muxuxxxx

    ResponderEliminar
  2. Un llamamiento al que me sumo empezando por mi mismo...la paciencia es una gran aliada...un beso

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.