lunes, 28 de diciembre de 2015

Maggie May

Ara que ja en tinc 50 aquesta cançó ha pres molt de sentit per a mi...

The morning sun, when it's in your face
Really shows your age
That don't worry me none
In my eyes you're everything

                                                        (Quina sort ser aquesta Maggie, no?)


Wake up, Maggie
I think I got something to say to you
It's late September and 
I really should be back at school
I know I keep you amused
But I feel I'm being used
Oh, Maggie, I couldn't have tried anymore
You led me away from home 
Just to save you from being alone
You stole my heart but I love you anyway

The morning sun, when it's in your face
Really shows your age
That don't worry me none
In my eyes you're everything
I laughed at all of your jokes
My love you didn't need to coax
Oh, Maggie, I couldn't have tried anymore
You led me away from home
Just to save you from being alone
You stole my heart but I love you anyway

All I needed was a friend
To lend a guiding hand
But you turned into a lover
And mother what a lover!
You wore me out
All you did was wreck my bed
And, in the morning kick me in the head
Oh, Maggie, I couldn't have tried anymore
You led me away from home
Just to save you from being alone
You stole my heart but I love you anyway

I suppose I could collect my books
And get on back to school
Or steal my daddy's cue
And make a living out of playing pool
Or find myself a rock & roll band
That needs a helping hand
Oh, Maggie, I couldn't have tried anymore
You made a first-class fool out of me
But I'm as blind as a fool can be
You stole my heart but I love you anyway

Rod Stewart - Maggie May

lunes, 28 de septiembre de 2015

TELÉFONOOOOOOO....mi casa

Aún a riesgo de parecer jurásica, que mi hija esté medio viviendo en Barcelona ha provocado que "retome" el placer de hablar por teléfono.
Todas las tardes nos llamamos, y comentamos el día: sus clases, los  nuevos amigos, qué ha comido, cómo se siente.
Desde que yo era adolescente,  no me había colgado al teléfono durante mogollón de tiempo para hablar del día a día, de los pequeños detalles, de cosas que no sean meros mensajes tipo información "no podré ir mañana, te llamo en otro momento".
Recuerdo que en aquellos entonces, corrían los años 80, sólo nos  podíamos comunicar de ese modo con los compis del cole y del instituto...y si algun@ nos gustaba  nos podíamos tirar HORAS hablando; siempre cuando nuestros padres no estaban en casa, claro y con la grandísima diferencia que no existía la Tarifa Plana.
Cuando veía en el buzón la carta-factura de telefónica, temblaba; sabía que mi padre pondría el grito en el cielo "pero ,  qué es esto, ¿con quién coño habéis estado hablando por teléfono?
Era sumamente estresante no poderme alargar en mis conversaciones porque estaba allí mi padre, delante de mi, con los brazos cruzados, preguntando ¿con quién estás hablando?" Y yo contestaba "con menganito, del instituto" Y él respondía ¿Pero no os lo habéis dicho todo esta mañana?, si queréis hablar ,quedad para tomar algo, por Dios, me vas a arruinar?
Lo mejor era cuando hablaba con algún noviete y le mentía diciendo que estaba hablando con una amiga sobre los deberes del insti. Aunque siempre corría el peligro que mi padre descolgara algún otro teléfono de la casa (supletorios, se llamaban)  y espiara mi conversación...eso sí que era una jugada!
Los teléfonos por aquel entonces eran de colorines, tipo góndola, de plástico brillante y se marcaban los números rodando unos discos...me encantan los teléfonos. Una vez, para preservar mi intimidad, mi madre me dio permiso para instalarme uno en mi habitación, era azul cielo, una cucada. Pero, ay mi padre! cuando lo vio...todavía oigo sus gritos, menudo berrinche.
Aunque, he de decir en su favor que, cuando reñía con algún chico con el que estaba saliendo, mis padres eran el mejor filtro, mentían por mi de una forma espectacular. "No, lo siento, no está. Estará fuera todo el fin de semana. Le decimos que te llame, ¿vale?, ¿quién dices que eres?"
Qué tiempos aquellos...era bonico decir "no, cuelga tu"..Y el otro te contestaba "no, primero tu", y sentarte en el suelo o tenderte en la cama hablando de chorradas, escuchando la respiración,  al otro lado del aparato.
Ahora, preferimos escribir, mensajes largos, cortos, más o menos concisos , con trillones de faltas de ortografía, y encima podemos añadir imágenes, fotos...y emoticonossss.  También conversamos por SKYPE...ciencia ficción en los 80.
La tontería de colgarme al teléfono se me curó de golpe después de trabajar dos años en una multinacional de telefonista...aborrecí el teléfono, para siempre jamás. Nada como una buena conversación con un cafecito delante o una cervecita.

Ahora, adoro charlar con mi hija por teléfono...es el mejor momento del día, aunque no estoy tan segura de si a ella le gusta tanto...

martes, 15 de septiembre de 2015

RECURRENTE

Hay recuerdos que son imborrables, aunque con el tiempo acaben llenos de polvo. Los años de universidad es uno de ellos, suelen ser años salvajes que recordamos con mucha nostalgia, años en los que todo estaba por hacer , en los que  mente y cuerpo son entes efervescentes y hay mucho mucho por descubrir.
Hoy estos recuerdos vuelven a la luz, mañana mi hija inicia la universidad y me encantaría hacerme pequeña, cual Alicia, y meterme en su flamante carpeta para poder vivir de nuevo todas esas emociones.
Los años pasan y ahora todo es muy diferente: matrículas por Internet, horarios por avanzado, grupos de Whattsapp, créditos...se me queda la cara de pasmo cuando me cuenta todas esas cosas.
Cierro los ojos y la veo bajando del autocar que la llevó por primera vez al Instituto, parecía que volvía de la guerra, fatigada y con "mamitis". Mañana será muy diferente, la que tendré "hijitis" seré yo, que estaré como un saco de nervios esperando que me lo explique todo...aunque las madres nunca lo saben todo, ya lo sabéis.

Empieza una nueva etapa, vamos a vivirla intensamente, aunque siento "profunda envidia",  esa envidia de la buena, porque me encantaría volver de nuevo a esos años universitarios , que para mi fueron , de los más felices de mi vida.

martes, 28 de julio de 2015

NÚVOLS

Dies com els d'avui, tapats, silenciosos i núvols són com espais interiors per meditar. Aquells moments que de tard en tard ens permetem, de silenci, observació i connexió, només SOM.
Són dies ideals per sortir a caminar, només badant. Mirant al cel com els núvols prenen diferents formes o observant les formigues com traginen d'un cantó a l'altre preparant-se per a la tardor.
Al jardí de casa tenim una paret plena de fulles trepadores, i em feia la pregunta : Si fóssis fulla, quina series???
I en vaig veure una que sobresortia, esplèndida, de dos colors, una meitat d'un verd més potent i l'altra d'un verd més claret. Estava a una alçada mitja, tirant cap baix. no massa rodejada per altres fulles, tenia el seu espai , però tirava endevant amb molta força interior. Sí, definitivament jo seria aquella fulla i de ben segur que la perspectiva del temps i de l'espai seria molt diferent des d'aquella paret des d'on veuria ploure, o gelar .

En dies com avui jo em torno "melangiosa" i em poso a recordar o pensó més del que habitualment faig, jo sóc de poc pensar i de molt sentir, i això em fa estar extranya però m'ho permeto. I si a sobre la brisa s'ho emporta tot , encara és millor, perquè sé que així arribaran coses i persones noves.

En dies com els d'avui, no espero res,  tot està bé, tot ÉS.




miércoles, 25 de marzo de 2015

MAL COS

Accidents com el que va pasar ahir amb un Airbus de Germanwings em deixen tan mal cos. No puc evitar pensar en totes les converses pendents d'acabar, plans que han quedat  per fer, pensaments que han quedat sense expresar, abraçades que no s'han pogut donar, somnis sense cumplir, o discussions absurdes i, ara més que mai, sense sentit.
Tots els nois i noies que esperaven retrobar-se amb sons pares, després d'uns dies a casa nostra, i tots aquests pares, familiars i amics que s'han quedat buits mirant les pantalles de l'aeroport.
Això em fa reflexionar sobre la fragilitat de tot plegat  i que mai hem de deixar passar l'oportunitat d'expressar el nostre amor, els nostres sentiments als que realment estimem i ens importen.
Sento dolor al cor per totes aquestes persones per a les que des d'ahir al matí , la seva vida no será mai més la mateixa.
Tot el meu amor. D.E.P

domingo, 1 de febrero de 2015

50

Hace una semana que volvimos de París, 50 años son muchos años a celebrar y París siempre es un buen destino. Hacía 20 años que no íbamos . A los 30,  los  años estaban teñidos  de ilusiones, de horizontes lejanos, de proyectos, de juventud y energía. A los 50 la visión de las cosas cambia, los colores son más suaves,  serenos, agradecidos y sonrientes. A los 50 más nos vale sonreír por todo, ya que quizás sólo tengamos, con un poco de suerte, veinte o veinticinco Navidades por delante... no vamos a perder el tiempo en memeces, vamos a aprovecharlos, que ya va siendo hora. Regresar a París 20 años más tarde fue darnos cuenta que aunque el tiempo pasa volando, la vida es mágica y no cesa de hacerte regalos. Una hija maravillosa que hace veinte años ni existía, un camino de vida, que en ese entonces ni imaginábamos...somos conscientes que la vida sigue su curso y que muchísimas veces nos depara sorpresas que ni en nuestros mejores planes imaginábamos.
A los 50 hay muchas cosas que ya no importan, a los 50 prefieres centrarte en lo esencial, en expresar lo que sientes, en aprender de tus errores, en vivir la vida con amabilidad y en positivo. A los 50 conoces tus limitaciones, y cada persona que se cruza en tu camino es un regalo, un aprendizaje. A los 50 exprimes cada segundo  y lo vives muchísimo más.  Descubres que todo es más intenso si lo experimentas con los ojos cerrados y el corazón abierto. Que una comida, un café o un paseo se disfruta mucho solo, pero que compartido es el doble de enriquecedor. Que puedes quedarte en casa a gusto con tu sola compañía y que cuando sales y te reúnes con gente, prefieres a los amigos de verdad, los compromisos pasaron a la historia.  Los 50 son como las últimas hojas del libro que te ha tocado leer. Esa historia magnífica que no quieres que acabe porque te lo estás pasando bien, y que prefieres degustar poco a poco esos últimos capítulos, que todavía son un misterio por descubrir.
Los 50 son mucho tramo recorrido y poco por recorrer, paso lento, paso dulce, sonrisa y ternura.

miércoles, 28 de enero de 2015

VIDES COM CARRETERES

Vides com carreteres. Carreteres locals, rurals, generals, principals o secundàries; que acaben en cul de sac o bé en immenses platges, pobles, o grans ciutats.
Carreteres llises, rugoses, curvoses, lliscoses; amples i estretes, solitàries o embussades.
Carreteres fàcils de transitar o vertiginoses. Carreteres amb miradors o amb peatges cars de pagar.
Carreteres en les que ens perdem, ens aturem o bé avancem a tota velocitat  sense mirar enrere.
Carreteres a les que hi volem tornar, però ja no les trobem. Carreteres que desapareixen amb la boira del temps.
Vides com carreteres...


ENAMORARSE

Te puedes enamorar de una sonrisa, de una mirada, de un gesto.
Te puedes enamorar de la brisa, de una mañana nublada , del silencio.
Te puedes enamorar de la visión de la naturaleza, del sonido del mar, del tacto del terciopelo.
Te puedes enamorar de un encuentro, de una noche de conversación, de un abrazo, de un beso.
Me he dado cuenta que te puedes enamorar de la vida a trozos, por momentos y que un instante puede cambiar todo por completo.
Nunca desisto de seguir enamorándome , porque la vida está escrita para enamorarse si la lees por dentro.