lunes, 1 de febrero de 2016

SIN RUTINA

Me encanta cuando el día me presenta de cara un nuevo reto, un imprevisto que hace que todo lo planeado se vaya al traste. Antes solía incomodarme mucho, pero ahora me divierte...finalmente, el día ha resultado ser NUEVO...diferente...y te has dejado sorprender.

No sé dónde leí que para que te pasen cosas diferentes, debes hacer cosas diferentes...cuánta razón con el dicho. Aparcar en una calle distinta, salir de casa a una hora diferente, cambiar de ruta al ir hacia el trabajo...proporcionan un cambio de perspectiva, provocan nuevas visiones, nuevos encuentros...

Decir que sí a una actividad que nunca antes habrías hecho, aventurarte a practicar algún nuevo deporte, salirte del bocata de jamón con café con leche y atreverte con el porridge. Comer con los dedos, saborear la fruta con los ojos cerrados, bañarte en el mar en pleno invierno...

Hacer que nuestros días sean mágicos y diferentes está en nuestras manos, teñir la vida con múltiples colores depende de nosotros...sólo debemos seguir nuestro corazón, y decir SÍ, si así lo sentimos, o NO, si no queremos seguir haciendo lo que no vibramos.

A veces lo que interpretamos como contratiempos sólo son puertas que se abren para conocer otras realidades, otros caminos, otras perspectivas, otras personas
...es divertido y emocionante, ¿no creéis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.