domingo, 3 de abril de 2011

CREAR LA REALIDAD.

La física cuántica debería ser muy importante en nuestra vida, deberíamos familiarizarnos con ella y comprender sus principios, ya que es la única forma de ciencia de contempla nuestra opinión, ya que en la física cuántica existe un OBSERVADOR, o sea , TÚ.  Lo que tú observas es lo que forma la realidad.
Tus pensamientos modelan tu realidad, así que es algo irresponsable permitir que la vida te suceda. Si nuestros pensamientos conforman nuestra realidad ¿por qué no crear nuestro día de forma consciente?

Desde que en estos últimos tiempos he tomado conciencia de muchos aspectos de mi vida, he encontrado un punto en ella en el que este hecho del que os estoy hablando se hizo realidad, ahora me he dado cuenta que lo creé yo misma, con mis pensamientos.

Hace más de 25 años asistí a una fiesta de despedida de soltera, fue en Zaragoza, y éramos unas cinco chicas. Salimos a cenar por ahí, y brindamos y le hicimos los regalos de rigor a la novia, se casaba el 14 de febrero, el día de los enamorados. Ella estaba feliz y encantada con nuestras bromas, los regalos típicos, esas picardías y demás. Después del restaurante nos fuimos de copas, de bar en bar, Zaragoza era una fiesta y ,cómo no, bebimos bastante, bastante. En aquella época lo del botellón no se terciaba, pero irse con la copa en la mano de un bar a otro, sí. Así que cogimos el coche para ir a otra zona de bares, algunas llevaban sus copas en la mano, reíamos y cantábamos, con la radio a tope, cuando , no sé cómo , chocamos contra un árbol. La que conducía en vez de frenar, aceleró, perdió el control del coche y estrelló el coche contra un árbol, que parecía puesto allí a propósito. Recuerdo el choque, seco y estruendoso, recuerdo el sonido de los cristales y recuerdo que tuve una décima de segundo para acurrucarme y arrodillarme en el suelo del coche.
Salimos como pudimos, todas estábamos bien. Todas, menos la novia. Ella se había clavado todos los cristales en la cara y se le había roto la copa en toda la mandíbula.  Su cara sangraba sin parar y estaba en estado de shock. Sus heridas eras impresionantes. La llevamos al hospital, ella no paraba de decir "me caso en dos semanas, por favor, ¡no pueden quedarme marcas!"...le dieron más de cuarenta puntos en la cara. Fue horrible, salió con su rostro lleno de vendajes. Pero lo peor fue la cara de su madre, cuando abrió la puerta, nos miró a todas y dijo "todas estáis bien, menos mi hija, ella que se casa en quince días tiene la cara destrozada".
Sólo yo me quedé con ella hasta el día siguiente, estaba ya amaneciendo, nos tumbamos en la cama , pero mi amiga no paraba de llorar, me enseñaba su vestido de novia, su velo, hablaba como podía, apenas podía creer lo que le estaba pasando, y a mi el simple hecho de mirarla,  me rompía el corazón. Recuerdo que la abracé con fuerza y nos quedamos dormidas.

Atrasaron la boda un mes entero, se casaron el 14 de marzo, su novio la apoyó muchísimo, pero quedaron cicatrices aunque el maquillaje las disimuló, es una chica muy guapa, aunque no la he vuelto a ver. Creo que más adelante se operó con estética y espero que sus cicatrices se suavizaran.

Este hecho quedó tan incrustado en mi mente, y se repitió tanto en mis pensamientos que diez días antes de casarme, trabajando en la oficina, me caí por las escaleras, con tan mala fortuna que me hice un gran corte en el lado izquierdo de mi cara, a la altura del ojo. Me dieron nueve puntos. Me quedó una bonita cicatriz que tuve que disimular con maquillaje , y tuve que comprarme unas grandes gafas de sol para no dejar que la cicatriz empeorara con la luz. ¡qué casualidad! ¿no?...No, no, las casualidades no existen, queridos.

Actualmente estoy convencida que repetir ese patrón en mi mente una y otra vez con tanta intensidad,  creó mi accidente...ese pensamiento creó mi realidad.

Pero si cambiamos los patrones de pensamiento y los hacemos positivos, alegres, excitantes y emocionantes, podemos crear experiencias de vida que sigan ese mismo patrón....¿Te animas????




PD ¿Qué has creado en tu vida????

3 comentarios:

  1. Llevas razón, yo también creo que nosotros solitos hacemos nuestro día a día, incluso nuestro futuro.

    Hace poco estuve viendo unos vídeos de Emilio Duró, que te aconsejo, sobre optimismo. En todo lo que dice lleva razón pero a veces es complicado ver el lado positivo de todo y estar todo el día lleno de alegría, hay mucha gente que se opone a que lo consigas. Pero desde luego sería lo ideal. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Estoy convencido de ello...más que nunca...En el pasado fui muy negativo y además hipocondríaco...ahora vivo en "verde"...verde esperanza y positividad..y mi vida es bastanta más "vida" que antes...un besazose

    ResponderEliminar
  3. David y Alfonso, me alegro que compartáis esta opinión. Creo que lo que vivimos lo atraemos nosotros mismos, así que mejor atraer lo positivo, lo luminoso, lo harmonioso y lo feliz.
    Un beso a los dos!!!

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.