miércoles, 20 de abril de 2011

Mi cocherito Leré



No sé si alguno de vosotros sabe de esta canción, la de mi cocherito leré, me dijo anoche leré, que si quería leré, montar en coche, y yo le dije leré, con gran salero leré, no monto en coche leré, que me mareo leré.

Bueno, pues hace ya algunos meses puse mi cochecito leré a la venta, y digo mi cochecito leré, porque para mi , los coches,  han sido piezas  muy importantes en mi vida, de momento sólo he tenido tres.

Me saqué el carné...o es carnet, bueno, qué más da, me lo saqué a los 19 años , corría el año 1984, ¡qué fuerte!!!! y conduje el coche de mi madre durante mucho tiempo , un flamante Dyane 6, con el cambio de marchas al lado del volante. Algunos no debéis ni saber de la existencia de este vehículo. Se podía descapotar, y era un caña, hacía un ruido muy característico. Lo conducía puntualmente porque yo iba en moto por Barcelona, en moto y sin casco, ¡claro está!

Cuando empecé a trabajar en serio, la empresa me propuso que me comprara un coche, tenía que ser un FORD, ya que la flota ,toda , era Ford, así que me compré, a muy buen precio , un Ford Fiesta trip de color blanco. Recuerdo que un antiguo compañero de trabajo me acompañó a buscarlo. Lo recordaré toda la vida, vino conmigo al concesionario, nos subimos al coche y sólo arrancar  me dijo "para en esa gasolinera, y llena el depósito, esto corre a mi cuenta", me lo quedé mirando alucinada y me puse a reir. Pero es que ese hombre para mi fue como un padre mientras trabajé en esa multinacional. Me cuidó, me dio muy buenos consejos, me protegió , me invitó a desayunar y a comer miles de veces.  Y ahora sé, que él sabía, que me acordaría toda la vida del hecho que  él me acompañó a recoger mi primer coche. No se equivocó.

Diez años después, cuando ya vivía en la Costa, una furgoneta al coger la curva de mi calle se llevó medio coche por delante, lo aparcaba delante de casa. Nada, siniestro total...recuerdo que me pagaron 100.000 Ptas por mi Fordfito, así lo llamaba yo.

Mi marido me compró mi cochecito Leré, un bonito Fiat Punto color plata que me ha ido de maravilla. Nunca me ha dejado tirada, ha respondido ante todo y en él he vivido aventuras maravillosas.
Ay! si los coches hablaran ¿verdad???? La de conversaciones importantes que hemos tenido en el coche, la de decisiones que hemos tomado conduciendo, las emociones que hemos vivido, los viajes que hemos hecho, la de personas queridas que hemos llevado y la de cosas que hemos hecho dentro....no acabaríamos la lista.

Cuando murió mi suegro, y después de algunos meses, su coche estaba vacante,y  ¡zas!, me lo adjudicaron. Ya me veis con un coche grandote, a mi me gustan los pequeñitos, y con el problema de qué hacer con mi cochecito leré. Así que decidimos venderlo.

Bueno, al final, el coche se ha vendido, después de 6 largos meses dando voces y de asegurar que el coche estaba fenomenal. Siempre había pasado todas las revisiones, nunca había dado un problema... Pero es que por lo visto el gran drama de los coches mayores de 10 años es la "correa de distribución" , que para mi como si me dicen "la correa del perro",  además el coche la tenía súper cambiada y al día, igual que  todo lo demás.  Como yo siempre había imaginado, lo compraron unos padres para darle una sorpresa a su hija que se acaba de sacar el carné...carnet...bueno, que la nena está encantada y el negocio ha salido redondo para todos. La historia se repite...

Así que este post lo dedico a mi cochecito leré del alma, le doy las gracias por haberse portado como el mejor y espero que su nueva conductora lo disfrute tanto como yo.

PD ¿Qué cosas os han pasado en el coche???

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osvaldo me encantó leer tu comentario, BIENVENIDO a mi blog y me alegro que te gustara, las pick ups son chulísimas y el recuerdo que evocabas era precioso. GRACIAS.

      Eliminar
  2. Muy linda la historia, creo que todos los autos que tenemos nos dejan marcados de alguna forma, por tenerlo tantos años llega a ganarse el cariño de su dueño, llevarlo a tantos lugares por la cotideaneidad, yo hace poco que tengo un Fiesta Kinetic
    Titanium
    y anda barbaro, espero que con el correr del tiempo tambien se transforme en mi cochecito leré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues David, espero que sí que ese sea tu coche!! y que corras maravillosas aventuras en él. Un abrazo y bienvenido a mi blog!.

      Eliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.