lunes, 19 de marzo de 2012

SAN JOSÉ

Desde el día de San Valentín que no escribía nada y tampoco os leo...a veces pienso en cosas sobre las que me gustaría escribir pero si no me apunto esas ideas, vuelan, se disuelven en el aire como el perfume vaporizado.


Ayer pasé un domingo muy diferente en el que recibí regalos increíbles tales como conocer gente nueva y maravillosa, compartir historias reales como la vida misma, llorar y reir acompañada, sentir generosidad sin límites, oir cuentos , saber de nuevas cosas. Días como el de ayer hacen que tu mundo sea más grande porque te abren el corazón, y cruzas esa línea del horizonte a la que crees que nunca tendrás acceso.



Hoy es San José y no puedo evitar pensar en mi padre, en mis abuelos, en mi amiga Josefina a la que tanto quiero, en amigos a los que llevo en el corazón pero olvido de felicitar sin querer , en la crema catalana, que llevaba cada año a la oficina ...

Ayer , cuando iba conduciendo de regreso a casa, estaba anocheciendo, la música sonaba en el coche y sentía una felicidad tan completa que pensé que la vida nunca deja de hacerme regalos, me sentí afortunada, dueña de la lámpara de Aladino y de la que cada día nace un deseo hecho realidad.

Feliz Día y los que tengáis fiesta que la disfrutéis.


PD ¿Celebráis el día del padre?

2 comentarios:

  1. Con dos pequeñas mostruas en casa es dificil no celebrarlo...

    pero echo de menos al mío.. y eso que con él hacía mucho tiempo que n lo celebraba, en fin... "caprichos del destino".. supongo.

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, lo que no están cuando están a veces no los "disfrutamos" lo suficiente, ¿verdad?.
    Un besote y me alegro que lo celebrarais bien.

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.