jueves, 2 de julio de 2009

GENERACIÓN


Ayer tarde tuve que subir a Barcelona, no recordaba que era inicio de rebajas y la Diagonal estaba absolutamente colapsada a la altura del Corte Inglés...habían ríos de gente cargada con sus bolsas de compras. Barcelona ardía a media tarde bajo un sol abrasador y un aire espeso. Me vi absolutamente incapacitada para acceder al lado montaña de la Diagonal así que aparqué cerca de un centro comercial. Tenía que ir al Hospital, mi padre está ingresado en la UCI desde hace dos días. El hospital en el que se encuentra tenía que ser un gran hotel, así que las habitaciones cuentan con espectaculares ventanales con unas vistas panorámicas a la ciudad. Al entrar en la UCI vi a mi padre sentado en una silla, enchufado a un catéter con suero y conectado a los monitores de televisión...su imagen me resultó familiar gracias a las numerosas series de médicos que nos "echan" por la caja tonta. Mi madre a su lado le hacía cómpañía, en un momento la habitación de la UCI parecía el camarote de los hermanos Marx.

Mi padre estuvo contento de verme, tenía muy buen aspecto, mejor que en casa, pero lo cierto es que la enfermedad nos cambia, nos hace estar más receptivos, perceptivos, reflexivos, interrogantes. Nos hace dar cuenta que no todo está bajo nuestro control, que nuestros planes inmediatos pueden verse modificados. Mirando a través de ese enorme ventanal el contraste era brutal, abajo la ciudad non stop, coches en cadena, rebaños de personas invadiendo aceras y cruces, arriba la UCI, eso sí que es otro ritmo de vida.

Mirando a mi padre me di cuenta que estoy en una edad en la que se vislumbran los relevos. Así es y siempre ha sido, generación tras generación. Una edad en la que tendré que asumir una nueva posicion en el tablero de este juego llamado VIDA, y que lo llevaré a cabo de forma natural y tranquila porque ahora soy plenamente consciente de él.

PD: Me acaban de llamar del hospital, a mi padre lo trasladan hoy a planta.

6 comentarios:

  1. hola Bluess, antes de nada, un besito fuerte, familiares me resultan esas incertidumbres que asolan a una, nada más traspasar el umbral de un hospital........teniendo o no teniendo la edad para el consabido relevo...yo creo que siempre me veré como una niña indefensa, así me he visto, incluso, cuando me ha tocado pelear y asumir ciertos roles para los que sólo prepara la vida a una, poniéndoselos delante cuando llega la ocasión.
    Me alegra especialmente que ese hospital se haya quedado con la "factura hotelera" en cuanto a las vistas sobre la ciudad, creo que los enfermos se merecen eso y más.

    Ojalá tu padre se ponga bueno pronto y paséis un feliz verano juntos

    un besote y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Y yo te digo que la bella eres tú...
    Tu elogio y tus sueños han puesto en mi cara una sonrisa y eso es maravilloso, gracias mi Bluess!
    No hay nada más hermoso en la vida que estar al pendiente de nuestros padres, aunque algunas veces...
    Los cambios son inevitables, pero estoy segura que tú estás preparada para afrontarlos.
    Desde mi corazón deseo que tu padre se restablezca pronto, de todo mantenme informada, te lo agradeceré.
    Y para lo que me necesites y pueda ayudarte, desde la distancia lo haré.
    Mi cariño para tí y los que amas.
    Besos cariño.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Calpurnia y Canto, esta tarde me ha llamado y me ha dicho que ya está en una habitación. Creo que todo ha quedado en un susto que lo van a solucionar cambiando la medicación. Muchísimas gracias!.Besos miles a las dos, sois unos tesoros.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a tu post me has hecho darme cuenta de varias cosas: que al parecer Barcelona no se distingue tanto a Madrid (gente, trafico, rebajas, Corte Ingles abarrotado…) y que la visión de la enfermedad es igual (o muy parecida) para todas las personas. No sé que le ha pasado a tu padre, pero el que le trasladen a “planta” hace entender que mejora, lo cual congratula a cualquiera; y también otra cosa de que me he dado cuenta es que los hospitales de Barcelona son mejores que los de Madrid, aquí la mayoría están a las afueras, son bastantes lúgubres y su estructura antigua solo transmite desconfianza, por no hablar de que las vistas solo dan a aparcamientos o descampados.

    Suerte

    ResponderEliminar
  5. New World: Gracias por este comentario...sí mi padre está mucho mejor, creo que el lunes irá a casa, y sí, supongo que las grandes ciudades y los grandes almacenes son iguales en toda España, el hecho de estar en los hospitales es fatal, y mira, al menos si éstos son bonitos y tienen buenas vistas pues mejor que mejor ¿no? Feliz finde, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. cada día te superas!!!!!!!!!
    mp

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.