sábado, 2 de agosto de 2008

VACACIONES Y SABOR


La gran mayoría de las veces he viajado estando de vacaciones, aunque hubo una época en la que viajaba por trabajo. Con el tiempo me he dado cuenta que tengo una memoria gustativa de los lugares y de los diferentes países . Me acuerdo de ellos porque recuerdo lo que he comido o he bebido...Supongo que me ocurre porque me encanta comer y beber. Antes adoraba beber vino, lo degustaba con gran placer, y tomaba los diferentes licores, grapas y orujos, según fuera el país en el que estaba.
En Munich, Alemania, en la famosa cervecería en la que Hitler hizo sus primeros discursos, descubrí que para los alemanes el tema del tamaño importaba...las jarras de cerveza son tamaño bañera, y de ese mismo tamaño son las cogorzas que pillan. Recuerdo que ese viaje fue de negocios, pero íbamos a una importante feria del mundo de la química ACHEMA....y allí en esa cervecería toda de madera, en la que las camareras iban peinadas con trenzas y vestidas con el traje típico al estilo "folklórico" y donde en el escenario tocaban canciones alemanas que todo el mundo cantaba coreando y alzando sus jarras de litro y medio, con sus mejillas al rojo vivo; pude ver una imagen que todavía me persigue en sueños, un grupo de alemanas rubias y fornidas con sus brazos en alto y sus "mochos sobaqueros" largos y peludos al viento, felices, coreando una canción con sus jarras en alzadas y victoriosas....eran las perfectas walkirias sin depilar que nos dejaron ,al grupo de españoles , sin habla ante tal despilfarro de pelos. Sabía que las alemanas no se depilaban pero cuando lo compruebas es horripilante.
De Bruselas me acuerdo del vino caliente, el limón caliente, las ostras, la langosta con crema de leche y como no, las perolas de mejillones con salsa de vino y apio acompañado todo de patatas fritas....ah! y los bombones, creo que LEONIDAS es la mejor marca, aunque sea la más popular por sus increíbles precios.
En Inglaterra, contra lo que mucha gente dice, he comido siempre de maravilla, recuerdo que en un pub en Greenwich comí un Sunday Lunch delicioso a base de cordero a la menta y Yorkshire Pudding, me encantan los pasteles de queso con arándanos, me chifla la carne con gravy y verduritas, el Fish & Chips con mucho vinagre y los deliciosos tés que sirven en Harrod's, y los desayunos a base de huevos,beans, mushroms...y todo lo que se preste, también los he comido a base de pescado ahumado....delicioso. Lo mejor de los Ingleses es su horario, y sus comidas ligeras, aquí en España perdemos cantidad de tiempo pensando en la comida, preparándola y luego comiéndola..ah! me olvidaba y luego comentándola , solemos hacerlo siempre mientras comemos...
En Oslo comí el mejor salmón que nunca he probado, aunque para hacer justicia el escocés es delicioso también, y recuerdo con mucho cariño las cenas en el puerto , a base de gambas y pescado, en restaurantes flotantes. Ésto me hace pensar en Menorca y Port Mahó, donde he comido siempre de muerte, y la Caldereta está riquísima aunque en Verano se hace un poco densa...
De Italia me quedo con la salsa al pesto, el expresso, el capuccino y los helados, la simpatía de sus gentes, y las távolas caldas que degusté con mis amigas hace ya muchísimos años en Roma.
En París recuerdo que las mesas en los restaurantes estaban pegadas las unas a las otras , era como imposible no entrar en la conversación de tu mesa vecina y finalmente hacerte su amigo...París es la ciudad más romántica del mundo, para mi , más que Venecia, el agua me agobia un poquito....Lo que más recuerdo de París son sus baguettes, y sus croissants...mmmm, y los cafès del Barrio Latino, y Montmatre Oh la là......
Creo que indudablemente donde mejor he comido viajando es en el Norte de España, Galicia y Cantabria. Allí todo parece tener el triple de sabor, los alimentos están riquísimos cocinados de forma sencilla, a la plancha, al horno, incluso crudos, cualquier tapita con un vinito en cualquier tasquita está rica rica rica...
Sé que muchas personas comen porque se debe hacer para que nuestro cuerpo funcione, para tener energía suficiente. Quizás ésta sea la finalidad principal, pero ya que nos debemos alimentar igualmente , mejor disfrutar con ello. Disfrutar de buena materia prima, deliciosa compañía, de un lugar que nos inspire, aunque sea un Frankfurt, al menos que el sitio sea típico y el bocata esté rico.... Qué ricos los Frankfurts de la pza del Ajuntament de Barcelona, ¿verdad?, se hace cola pero están de un crujiente...mmmmmm
De Grecia aunque suene a tópico me quedo con el yogur con miel, y con la familiaridad con la que te reciben en las tascas y restaurantes en los que te dejan entrar en la cocina y abrir las ollas, y cuencos para escoger tú mismo lo que te apetece...el tzatziki, las dolmades, la variedad de verduras súper elaboradas con arroz y carne, las ensaladas y aperitivos son absolutamente deliciosos....
Espero que leáis este post después de comer si no qué hambre os va a entrar!!!!
¿A qué saben vuestras vacaciones?

1 comentario:

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.