martes, 28 de octubre de 2008

COLADA

Os parecerá una tontería pero en casa de mis padres la lavadora era de carga superior. Cuando me casé, compré para mi nuevo apartamento una lavadora de carga frontal, sí, la de bombo con la puerta ojo de buey.

Tenía tanta ilusión que, al principio, me sentaba delante de la lavadora y la veía girar y girar, las piezas de ropa bailaban entre el agua y la espuma, y el sonido del centrifugado se asemejaba al aterrizaje de un Boeing 707. Me parecía mágico ver rodar ese bombo lleno de ropa, me relajaba observándolo. Mi marido se petaba de la risa, como os podéis imaginar , pero yo sentía una fascinación por mi lavadora de carga frontal.

El otro día paseando por los blogs vi en Mi Madre es idiota, un post con la escena de una serie que me pareció magistral, el centrifugado de la lavadora le "daba un meneo" tan erótico a la protagonista que, ésta, agarrada a la lavadora al galope más frenético , gozaba de un orgasmo que la dejaba empapada en sudor. Después de ver ese vídeo llegué a la conclusión que no tengo imaginación, y que malgasté esos ratos en la observación cuando debería haber pasado a la acción.
Me encantan las lavanderías a la inglesa, donde puedes leer, hacer la colada, cotillear y ,como en las pelis, algunas veces ligar...pero aquí no se estilan, en todas las casas, pisos y apartamentos tienen lavadora, aunque la instalen en la cocina...al menos ésto no ha variado, a ver si con los reajustes en el mercado inmobiliario decidirán ahorrarse también el espacio de la lavadora.
He aprendido a lavar sin que se mezclen los colores, a lavar y que la ropa no me quede arrugada, a lavar de forma regular y que no me coman las montañas de colada...pero siempre siempre hay ropa sucia en la cesta !!!como un pez que se muerde la cola, "mai fas net" , nunca acabas, nunca estás a cero. Pero lo que no he aprendido es a "correrme" con la lavadora...ésto sería la culminación de cualquier "ama de casa".


PD Perdonad el post un poco "marujil", pero así me desahogo, ¿qué haría sin vosotros????.

5 comentarios:

  1. qué mundo el de las lavadoras...y qué fascinación y adicción generan no? Yo soy incapaz de no usarla una vez al día...en fin, qué cosas...
    Besos,
    X

    ResponderEliminar
  2. hola bluess menuda tengo liado yo con la lavadora y prendas de color que se me cuelan con la ropa blanca....
    lo que tengo sin resolver es el misterio de los calcetines... mi lavadora los hace desaparecer.. un dia si y otro también, tengo la tira de ellos desparejados...una lata!!

    besos, guapa, ya está el post sobre el Samaín en mi blog

    ResponderEliminar
  3. Gracias Xavs, realmente me crean adicción las lavadoras, y ahora en invierno, cuando llueve tiendo en una zona apartada de la cocina y todo se impregna de olorcito a suavizante....un gusto!
    Luna, qué gracia, tienes razón lo de los calcetines es un Expediente X, busca entre las gomas del ojo de buey...a mi me aparecen verdaderos "tesoros"...jajajaja Me voy a leer el Samaím...qúé rico

    ResponderEliminar
  4. JIJIJIJi que divertido.¡¡Lo de la olor a suavizante es verdad!! ¡¡Huele tan bien que avezas cuesta respirar!!

    ResponderEliminar
  5. nena..., yo no sabía que una lavadora daba tanto juego.....,

    la mía destroza todo lo que seque, así que la dejaré sólo para lavar y ...algo más? hahhaaaa! muchos XX!

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.