domingo, 5 de octubre de 2008

OH LA LÀ, SARKOZY, MON AMOUR....

Hace unos días leía en la prensa que la "todo glamour" Kate Moss había decidido retirarse del mundo de la moda para dedicarse a la canción y a otros menesteres. Inmediatamente me vino a la mente su compañera de pasarela Carla Bruni. Carla, toda una top, con una vida salvaje casi hasta los cuarenta, ha sido top ten de lista de ventas con su último disco, canciones íntimas y profundas que ella misma compone. Su vida privada ha sido una odisea, madre de un hijo, ya no recuerdo quién es el padre, ha tenido relaciones con hombres que han marcado historia, me viene a la mente ahora el mismísimo Mick Jagger.
Pensando en estas mujeres y no me preguntéis por qué, me acuerdo de la peli PRETTY WOMAN... el título de este film se ha convertido en la etiqueta de este fenómeno : Mujeres guapas y con talento que mediante su belleza y su sex appeal consiguen llegar a las más altas esferas de la sociedad.

La española que más ejemplifica este fenómeno es Tita Cervera, la Pretty Woman por excelencia de Miss Catalunya a Baronesa Thyssen, y con una de las colecciones de arte más valiosas del mundo, con el tiempo el fenómeno se ha ido actualizando y una periodista y redactora del Telediario será futura Reina de España, y actualmente ya es Princesa de Asturias. Algo impensable cincuenta años atrás! La ahora Doña Letizia ha adelgazado considerablemente, no sé si por el stress o por la presión de verse todos los días en los telediarios que ella presentaba, en las revistas y periódicos. Incluso se ha operado la nariz ...ser Pretty Woman no es tan fácil, tiene un precio.

A todas las mujeres de nuestra generación se nos inculcó ese mito de ser princesa, casarse de blanco con esos trajes en los que no se encontraban las piernas, con esas faldas vaporosas y esos velos interminables. Grace Kelly lo tuvo claro, y su destino la llevó de actriz a Princesa de unos de los Principados más pequeños de Europa, que por cierto estaba de capa caída. Ella lo puso de moda de nuevo , con visitantes ilustres. No sé si ella fue realmente feliz, no sé si ella pensó que la su vida de princesa sería así.


Su marido estaba lejos de ser un Gary Grant, su aspecto no era muy seductor - hablo desde mi punto de vista- pero, claro, era Príncipe, y ser Princesa vale un precio.


Carla Bruni ha modernizado en todos los aspectos el fenómeno Pretty Woman, una mujer con un pasado "turbulento", madre de un hijo, compositora, independiente y de izquierdas, consigue que el hombre más poderoso de Francia, un hiperactivo, atractivo, de dudosas raíces francesas, pero con un perfil muy galo, desde luego, y de derechas se enamore de ella. Vivan la más romántica historia de amor, se casen en el Palacio Presidencial, actúe como primera dama al más puro estilo Jacquie Kennedy, sin dejar su profesión de modelo, de cantante, concediendo entrevistas en las que habla del Primer Ministro francés de un modo tan naïf que sólo una mujer locamente enamorada lo haría así, y declare que ella se mantiene firme a su ideario.



Sarkozy actualmente es la imagen del "hombre ideal", atractivo, de decisión firme, dónde hay un problema allí se desplaza Sarkozy, con Carla o sin ella. A veces me pregunto cómo estos hombres de Estado consiguen compaginar todas estas facetas de su vida: Presidente, marido, amante, padre y súper héroe...para que después digan que los hombres no saben hacer dos cosas a la vez.

3 comentarios:

  1. y los duques de windsor......., sin olvidar que la historia es mucho más que una apasionante historia de amor. wally merece un post por sí sola! un abrazo muuuuy fuerte blueswi. XX!

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

    Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

    Saludos,
    Mónica

    ResponderEliminar
  3. Mónica he seguido tu consejo, GRACIAS!, he descubierto algunos blogs muy interesantes....gracias de nuevo

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.