martes, 2 de junio de 2009

LAS DOS SILLITAS

Cuando cumplí 22 años, los mayores me decían complacientes "Ay, ya tienes los dos patitos", resignada les respondía con una sonrisa y pensaba que no entendía esta "jerga" de darle nombre a los números, ¡menuda incoherencia!
El día 14 cumplo 44 años, a este número lo han bautizado con "las dos sillitas". Supongo que para reponerte doblemente del susto de cumplirlos o para esperar sentado "al cuadrado" por todo lo que se avecina después de esta edad pues, me huelo , que la fiesta no ha hecho más que empezar.
Todavía no ha llegado el día "D", y ya me han hecho un regalo. Me han regalado una "lanzadera"; porque a veces los escritos tienen tanta potencia que te lanzan al infinito y dejan una estela de luz tan luminosa que te cubren de energía vital. Son esos pequeños toques , esas señales que recibo del Universo, las que dan fuerza a mi día a día, las que convierten mi existencia en algo mágico, único e irrepetible.
Tengo un panel de corcho al lado del ordenador, en un pequeño espacio junto el ventanal del estudio. En el panel tengo colgadas algunas fotos de mis seres queridos, la letra de una canción, un dibujo de mi hija y un retal de periódico, un texto Anónimo que me acompaña desde siempre y que os reproduzco:
REFLEXIONEMOS, "Carpe Diem"
"Nos convencemos a nosotros mismos que la vida será mejor después...Después de terminar la carrera, después de conseguir un trabajo, después de casarnos, después de tener un hijo.
Luego, nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen de ser niños. Después nos desesperamos porque son adolescentes difíciles de tratar. Pensamos: ¿seremos más felices cuando salgan de esa etapa?
Luego decidimos que nuestra vida será completa cuando a nuestra pareja le vaya mejor, cuando tengamos un mejor coche, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando consigamos el ascenso, cuando nos retiremos...La verdad es que no hay mejor momento para ser feliz que ahora mismo. Si no es ahora, ¿cuándo? La vida siempre está llena de luegos, de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices ahora. De todas formas no hay un luego, ni un camino para la felicidad. La felicidad es ahora. Atesora cada momento que vives. El tiempo no espera a nadie."
PD: Es verdad, os lo confirma una mujer a punto de cumplir 44 y que se pregunta dónde están esos dos patitos , hace sólo un suspiro de eso...

6 comentarios:

  1. El momento de ser feliz es ahora, quien piense en postergarlo esperando un final feliz de película que nunca llegará, se equivoca. Estoy contigo.

    Un beso Bluess.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo empiezo!
    Gracias amiga, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Eric, cierto lo que dices. Besito.

    Canto: Creo que tú lo tenías claro desde el principio, jajaja. Besote grande

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por las dos sillitas, a mi me gustaban las dos serpientes 33, pero los años pasan y ahora ya voy para cambiar al nº 4.

    Y dentro de poco también tendré esas dos sillitas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Vicky qué gracia lo de las dos serpientes...la cuestión es cumplir, cumplir, cumplir y compartir esa felicidad.

    ResponderEliminar
  6. No lo veo por esas cosas legales que ocurren entre personas de distinto sexo que conviven y dejan de convivir.
    Un saludo y felicidades.

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.