domingo, 12 de abril de 2009

AL OTRO LADO DEL GLOBO....




Veo cada día con suma alegría que comparto "blogerío" con bloggers del otro lado del globo, del otro lado del "charco" como solemos decir aquí en España. Son argentinos, uruguayos, chilenos, mejicanos, peruanos (perdonad si me dejo alguno); naciones que son nuestro espejo porque están al otro lado: cuando aquí es verano, allí es invierno, cuando aquí es de día, allí es de noche...se me antoja como un poco ying-yang en algunos sentidos. A este lado queriendo descubrir ,a ese lado dejando mostrar y enseñando. A este lado siguiendo la ola de furia industrializadora, a ese lado surfeando entre la gran sabiduría tribal y el respeto a la Madre Tierra.
Es emocionante comprobar día a día la gran creación que es INTERNET. En pocos segundos podemos estar TODOS JUNTOS, sentirnos en un mismo lugar, este espacio "sideral" que es la red , para compartir, enseñar, aprender, querer, mostrar....es el avance que está haciendo posible un cambio de conciencia en éste, nuestro Planeta Tierra.
Aquí, a este lado, he conocido personas del otro lado del globo, seres que marcharon de su tierra de origen por muchas circunstancias, pero que aquí se han labrado un porvenir. Sólo quiero compartilo con todos:
De Uruguay he conocido a
Pablo, un muchacho con una energía increíble y un excelente cocinero, nos dio clases de cocina a mi hija y a mi, trabaja de cocinero en un restaurante de un pueblecito cercano y en el resto de horas trabaja en una empresa de Catering. Nos enseñó a hacer una carne riquísima que se hace al horno sumergida en leche, y es exquisita!, en el restaurante donde trabaja, el día que lo pone en el Menú, hay lleno total.
Enrique, el pediatra de mi hija, un hombre GUAPÍSIMO, lleva a todas las mamis como locas, es dulce, sabio, y un EXCELENTE médico. Lamentablemente, los de aquí son algo distintos, quizás por la presión, no escuchan tanto, ni tratan con tanta amabilidad.Es un hombre increíble y Dios quiera que nunca se marche. Aunque no sabéis el montón de guardias que hace, y lo muchísimo que trabaja.
Víctor, lo conocí hace un par de semanas, es el operario que me arregló la puerta del garaje. Un tipo con un humor desbordante, buenísimo profesional, trabajando los días de fiesta para una compañía de seguros. Me contó muchas cosas, no sé si estaréis de acuerdo algunos, me dijo que los uruguayos eran más ahorradores que los argentinos; y que aquí en España encontraba todo lo bueno de su país pero sin el temor de encontrar lo malo...eso me hizo reflexionar.
De Perú conocí a :
José Luís, con marcados rasgos peruanos, era el técnico que me mandó telefónica para arreglar el módem. Sólo su presencia y su mirada me impactó, era especial, como un ángel. Me arregló el ordenador y se interesó por mis libros, mi perra...con muchísima dulzura. Entre nosotros, nunca me llegó la factura de ese módem, y a veces pienso que su visita fue como un sueño.
De Argentina he conocido:
A un compañero en un curso que realicé en Tarragona, es un hombre con una conversación inacabable, como no, es argentino, nadie mejor que ellos para fascinarte con su conversación. El otro día me llamó, ha abierto una web en la que vende camisetas. Él por lo visto era diseñador textil en Argentina y está teniendo muchísimo éxito con las T-Shirts. Es listo y sabe cómo buscarse la vida.
A un matrimonio que tiene una oficina inmobiliaria en Cambrils. Coincidí con ellos el verano pasado en una cena, espero este año volverlos a ver. Un matrimonio encantador, positivo, alegre, que me contaron cómo lo perdieron todo en Argentina, cómo se vieron en la nada más absoluta y volvieron a empezar aquí en España. Me decían que esta crisis no es nada comparado con lo que se vivió en Argentina, y sé que tienen razón.
Todas estas personas tienen un rasgo en común, aparte de hablar el mismo idioma, tienen una alegría interior que los hace únicos y un espíritu de trabajo, integración y dedicación fuera de serie. Cuando te cuentan los motivos de porqué se fueron de sus países de origen te ves envuelta en historias de superación, de amor, de oportunidades, de cambio... Pero el ideal es común, lo que buscamos todos los seres humanos un pedazo de cielo en la tierra en el que ser felices.

6 comentarios:

  1. Así es Bluees querida...cada uno busca realizar sus más caros anhelos en la vida, no importan los problemas, las carencias, los exilios, si dentro de tí tienes la luz y la fuerza que te guía y te motiva, ahí está la magia.
    Por ello aunque a veces cueste, vale la pena vivir y sonreir.
    Un abrazo para tí y otro para tu hija, y te deseo siempre lo mejor!

    ResponderEliminar
  2. Pues de este lado del charco es un placer compartir vivencias,pensamientos cultura ,todo contigo,te mando un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Canto: Gracias, mis mejores deseos también para ti y los tuyos...la LUZ es primordial para este vivir ¿verdad?

    Isol: Un placer para mi también contar con tu estimada presencia, un fuerte abrazo y espero que tu hijo esté muchísimo mejor.

    ResponderEliminar
  4. Joe y yo trabajando... Que envidia me dan tus paisjes


    Por cierto muchisimas gracias por tus palabras amiga.


    Paz

    ResponderEliminar
  5. Holas, estaba leyendo los coments en mi blog y veo el tuyo, muchas gracias por leerme.
    La verdad es que me emocione al leer lo que decias en este post, es increíble como en pocos minutos estamos todos conectados,desde cualquier lado del planeta.

    Obviamente mi emoción más grande fue al leer que conoces argentinos que están viviendo alli en España, me da mucha pena la cantidad de perosnas que perdimos por la crisis, de hecho mi familia y yo opio estuvimos a punto de irnos a España.. es feo abandonar las tierras. Pero las raíces no se olvidan jamás.

    Un saludo y gracias por tu reconocimiento a los argentinos!

    ResponderEliminar
  6. JAVIER, de nada amigo, sólo faltaría!!! Gracias a ti siempre por pasarte....PAZ

    Libélula: No llores!, que todo lo escribo desde el punto de alegría y admiración, pero es que me parece tan duro y la mayoría lo llevan tan súper bien!!!. Un abrazo muy grande nos vamos leyendo.

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.