miércoles, 29 de abril de 2009

MENTE vs CUERPO


Llevo días queriendo escribir ésto, pero no sé cómo enfocarlo. Me acordaba hace poco que durante la época que estuve en tratamiento , en el Centro de Terapias Alternativas practicamos una meditación que se trataba de limpiar mentalmente nuestra casa. El ejercicio consistía en ir repasando mentalmente estancia por estancia, visualizar los rincones en los que sentíamos que había cúmulo de impurezas (energía negativa), las visualizábamos como nubarrones grisaceos oscuros, y mentalmente debíamos eliminarlos y transformarlos en luz, en paz y amor.

Yo, que cada sábado hago limpieza general de mi casa durante cinco horas, al oir aquello pensé:

"Joer, no tengo bastante con hacerlo a mano que también lo tengo que hacer mentalmente"...no sabéis el palo que me daba pensar en esa meditación.

Os diré que llegué a la conclusión que era mil veces más fácil limpiar la casa con el cuerpo que con la mente, ya que focalizarte mentalmente durante toooodo ese tiempo que representa recorrer habitación por habitación , ver las nubes oscuras, y transformarlas en luz; era casi imposible sin que se te cruzaran pensamientos de lo más disperso en medio de la meditación.

Todo ésto me hizo dar cuenta de lo desentrenado que tenemos el cerebro, y que no podemos mantener nuestra atención ni intención focalizada en un solo objetivo ya que aparecen esos "pensamientos" articulados por nuestro ego que hacen que abandonemos nuestro camino inicial, nuestra intención original y derivemos en algo que no tiene nada que ver.

En una conferencia del Dr. Joe Dispenza , éste decía que el cerebro no distingue la realidad de la imaginación así que nuestro cerebro manda las mismas órdenes al cuerpo. Los dedos se ejercitan igual si nos imaginamos tocando el piano o si lo tocamos físicamente. Aunque la dificultad creo que es más grande cuando lo hacemos mentalmente, por eso no podemos crear nuestra realidad, por nuestra incapacidad de focalizarnos en algo que realmente deseamos sin que nos interrumpan los inoportunos pensamientos.

Por eso es tan necesario disponer de unos minutos al día para "callar nuestra mente" y encontrar el objetivo que con tanta interrupción hemos perdido de vista, pero que es nuestro deseo original, nuestra ESENCIA. Es muy bueno que cuando cruce un pensamiento por la meditación lo etiquetemos, así lo identificamos, tomamos conciencia del mismo pero lo dejamos ir , para nosotros continuar con nuestra creación.

PD. ¿Por qué no probáis de hacer esta meditación de purificación del hogar y me contáis si os pasa lo mismo????

5 comentarios:

  1. que interesante Bluess

    lo voy a intentar, a ver que tal....ya te contaré.

    un besote

    ResponderEliminar
  2. Mi hija dice que soy OCD, por eso de la limpieza de la casa, jajajaja, ahora imagínate si intento hacerlo con la mente, qué horrror!!!, no podré.
    Ahora en serio, es muy bueno eso d intentar tocar el piano con la mente...pero me la pones difícil; si con el teclado cerca ya no puedo, ora imagina sin él.
    Tratarémos, gracias por la información,
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Ah! olvidé decirte gracias por preguntar...por el momento todo bien, ya te mantendré informada,

    ResponderEliminar
  4. El problema es: ¿comó se convierte los "nubarrones negros" en paz y amor?

    ResponderEliminar
  5. Calpurnia: OK ya me contarás...
    Canto: Me alegro que todos estéis bien, por aquí el tema está cogiendo unas dimensiones que a veces asusta...
    New World: lo tienes que hacer mentalmente, visualizas esos nubarrones , los transformas en nubes blancas de algodón y los llenas de luz...todo visualizándolo. Gracias por pasarte, infinitas gracias por comentar!

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.