miércoles, 26 de noviembre de 2008

FENÓMENOS Capítulo II

Hace días que pienso en escribir sobre este fenómeno, llamado Diego Armando Maradona, concretamente desde que oí que lo nombraban Entrenador de la Selección de Futbol de la Argentina, y su nombramiento se anunció el día que éste cumplía 48 años. Os confesaré que Maradona para mi es un fenómeno, un fenómeno de la paciencia social. Separan muchos años a estas dos fotografías, y de todos es sabido que los derroteros de la vida han llevado al Pelusa a rincones oscuros de la existencia: desórdenes de todo tipo, alcohol, drogoadicción, detenciones...desintoxicaciones, se "deshizo" físicamente, aumentó de peso, se tatuó, se tiñó el pelo...todo un look de "mangui-delincuente" que no hizo tambalear ni lo más mínimo, la gran popularidad de la que siempre ha gozado a nivel mundial. Nada de todo ésto logró hundirlo porque el mundo que lo rodea no lo ha dejado nunca en la estacada.
Me pregunto muchas veces, ¿por qué el público tiene tantísima paciencia con estos hombres fenómeno? Si a mi me pasara todo ésto dejarían que me convirtiera en mendiga y me quemaran dos gamberros en un cajero automático. Pero Maradona, cual ave Fénix, reaparece una y otra vez de entre sus cenizas y sus deseos y sueños se convierten en realidad. Reflexionando sobre ésto, he descubierto que es debido precisamente a ésto último: Convertir los sueños en realidad.
Maradona, en un momento de su carrera deportiva marcó un gol que hizo realidad los sueños de millones de argentinos en un punto tan importante como el de la Guerra de las Malvinas. Y sinceramente, en mi modesta opinión, el Pelusa vive todavía de ese segundo de gloria que le proporcionó todo el crédito posible hasta su próxima reencarnación.

Aquí lo vemos con otro "Hombre Fenómeno", Chávez, que saca de quicio a cualquiera , lleve o no corona, y que puede decir todo lo que piensa de todo el mundo, de la forma más populachera posible, con un aire que no deja de ser de "perdona vidas" . Pero ha convertido el sueño realidad de millones de Venezolanos pobres y tocados por las diferencias sociales existentes en su país, y que su único deseo era acabar con esas desigualdades, así que mucho me temo que tendremos Hugo Chávez para el resto de nuestra existencia...Y como no hay dos sin tres, mi tercer hombre-fenómeno es Fidel, como no podía ser otro.


Dirigió una revolución que parecía ser la panacea y la inspiración para el mundo entero, todos creímos que asistiríamos a la creación de un país de igualdad y educación para todo el mundo, donde la riqueza fuera repartida a formas iguales, y en la que los ricos y empresarios ya no tenían cabida. Decían que la Habana era el prostíbulo de EEUU en aquellos tiempos, quizás sí, pero era una ciudad rica y preciosa. Ahora La Habana parece una sombra de lo que fue, y hay tanta escasez que los cubanos se emocionan cuando consiguen una cafetera nueva, o hilo blanco para coser, y ya ni menciono los alimentos básicos o los medicamentos, ni la forma en que aislan a los portadores del VIH.

Y aquí este Fidel que "ni hace ni se deja hacer", en chándal, hablando con "hombre fenómeno 2", y uno piensa Dios los cría y ellos se juntan. Una amiga me hacía la pregunta hace unos días ¿pero por qué no sacan a Fidel y Cuba se convierte en un país democrático y normal? Y le constesté:
¿ Cómo se puede hacer renegar a toda una generación de su único sueñ0 ? ¿Cómo puedes dejar sin sentido la existencia de todo un país?
PD. Prometo que mí próximo post será más alegre, FENÓMENOS Capítulo III....continuará.

4 comentarios:

  1. Si te digo la verdad, yo tampoco lo entiendo...grotescos, inútiles y holgazanes son la encarnación de lo que no debería ser uno y sin embargo les suben a un altar...incomprensible.
    Besos,
    X

    ResponderEliminar
  2. la gente necesita ídolos a quien idolatrar con fe desmedida. a veces hasta me dan envidia. a mi no me mueve un pelo -ni nunca lo han hecho- futbolistas, políticos... debo ser mujer de poca fe. y por cierto menudo trío de bellezones...cachenslamar.... un abrazo bluesswi, y digo yo, quién si no uno mismo se saca las garrofes del fuego? como mucho se puede aspirar a la familia y a la amistad con valor de familia, algo con lo que la señora del cajero -por lo que tengo entendido, deja correr la prensa- no pudo contar. un XX! muy grande

    ResponderEliminar
  3. hola bluess

    me ha gustado eso de la "paciencia social" que justo se tiene con quien menos la merece.....

    besosmil, espero el próximo capítulo

    ***********

    no dudes que si en algun momento la luna emprendiese otra aventura bloguera...vendría a decírtelo corriendo..... gracias por toooodas tus palabras, desde la primera a la última, mil gracias de verdad.
    Espero que nos reencontremos pronto.

    ResponderEliminar
  4. Xavs, sí incomprensible...todavía no me has dicho si tú eres el de la foto....
    Humming, la familia y los amigos siempre son los que antes te pueden echar una mano..pero como tu bien dices , lo que no hagas tú mismo...
    Luna, qué alegría leerte, gracias por tu comentario, me alegro que te guste lo de "paciencia social", pero es tenemos muuuchaaaa, a ver si para Navidad me haces el regalo de tenerte de vuelta en estos mundos del "interné".

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.