martes, 4 de noviembre de 2008

NEIGHBOURS....

Desde que hemos cambiado de oficina, cuento con nuevos vecinos. El traslado ha sido muy significativo a ese nivel, ya que de no tener casi ninguno hemos pasado a estar en plena Plaza Cataluña, justo delante del Ayuntamiento del pueblo, rodeados de pequeños comercios...aunque todos muy tranquilos, tampoco os penséis, eh...

Os diré que mi pueblo tiene tres zonas, el nucleo histórico, la zona de la playa y una zona que nació de una urbanización. Aunque las tres áreas pertenecen al mismo municipio, os puedo jurar, que estaría mejor que fueran pueblos diferente porque no se parecen en nada absolutamente. En el núcleo histórico se concentran las grandes familias principalmente terratenientes y la vida es muy lenta, la gente siempre es la misma, las costumbres son muy fijas. La playa es todo lo contrario, con los veraneantes y extranjeros hay total libertad de horarios, de costumbres , todo es más abierto, aunque hay un núcleo de pescadores y habitantes de toda la vida que se nutren y aprenden de los que vienen de fuera. La última zona es como el Oeste Americano, allí nadie conoce a nadie, y es tierra para los negocios raros, los pelotazos, y las relaciones peligrosas...en fin un collage muy divertido y variopinto.
Nuestra inmobiliaria está entre una panadería y una peluquería- negocios de "alto cotilleo-, además de tener el Ayuntamiento en frente , también está la iglesia y el kiosko, y el famoso Bar Estrella, alias Bar Miguelín - EPD- Miguelín era un personaje, siempre que había una boda , a la salida de la iglesia, cuando se tiraba el arroz, aparecía "el Miguelín" con un Benjamín de Cava a brindar con la nueva pareja...daba igual si era una boda de alto copete,aparecía Miguelín, con su delantal y "sus pintas" a brindar. La verdad es que lo echo de menos.
La panadería es el Centro Neurálgico , de 11 a 12 allí se discuten, comentan y deciden todos los entresijos del pueblo. El panadero ya no amasa pan, sufrió un infarto hace más de 30 años, pero ellos siguen vendiendo pan que les traen de fuera..si no¿ qué haría la mujer del panadero sin sus reuniones de alto estado??. La peluquera es nueva en la zona y se está haciendo con el barrio , de momento ha cerrado por "vacaciones", no sé si será que ya tiene stress.
Los viernes hay bodas civiles en el Ayuntamiento, y siempre veo parejas felices con sus amigos, abrazándose, satisfechos, supongo, de haber dado el gran salto.... La kioskera cuando hay bodas , entierros o actos, abre su tienda, pero no para vender, simplemente para poder mirar, contemplar, vaya, chafardear a gusto, sin dar explicaciones a nadie. Abre el toldo, aunque esté lloviendo y éste la proteje de ser vista , casi catalejos en mano, escudriñando a todo quisqui.
Yo he vuelto al barrio de mi abuela, a la que tanto quiero , y que pronto, el día 17, hará tres años de su muerte...he vuelto a la plaza en la que jugaba de niña y bebía agua de su fuente y bailaba durante las Fiestas, y compartía confidencias "de verano" con mis amigas. Y es que la vida, da muchas vueltas ¿no?
PD En la foto un pequeño homenaje a mi antigua oficina, a la casita de madera que me hacía sentir como una Heidi en plena crisis inmobiliaria...

2 comentarios:

  1. si la peluquera cierra por vacaciones indefinidas igual te 'okupo' el local un mes y me llevo la tienda a cuestas. uno xx!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja!, hoy ya ha abierto...quizás ya ha superado el pequeño bajón....pero si te interesa tengo un local de 144m en mi calle que es una maravilla!, aunque tu tienda es guapíssima y no te hace falta irte a ningún sitio. Besitos

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.