sábado, 31 de enero de 2009

ANTE LA ENFERMEDAD...

Una gran amiga mía recientemente traspasada me escribió hace cuatro años:

"Como dicen, ¡Qué mal de pasa cuando se pasa mal ¿no?! Ahora te voy a soltar mi rollo, pero así es como yo lo entiendo. Las enfermedades ocurren porque la vida nos quiere enseñar algo que nosotros conscientemente no queremos ver. Tenemos tantas distracciones en este mundo, tanto que hacer, tan rápido que ir a todos sitios, tanto que conseguir, que es muy fácil disimular las cosas que no nos van bien, que no están de acuerdo con nosotros mismos. El disimular no lo digo de cara a los demás, sino de cara a uno mismo, que es mas grave! La enfermedad te planta cara y tienes que pararte y mirarte a ti mismo. Por eso, aunque es doloroso, no tengas tanta prisa por salir de ésta. Considéralo, no tanto un mal periodo, sino como una oportunidad de mejorarte a ti misma. Vive el dolor porque si tratas de ocultarlo y curarte a toda mecha, vuelves a reproducir la situación que te decía antes. Ya hablamos."

Es una gran verdad.

Debido a mi experiencia trabajando con la Reconexión me doy cuenta que ante la enfermedad se producen diferentes situaciones:

La persona que está deseando ponerse bien para reanudar su vida tal cual era antes, ya que no entiende que la enfermedad le está mandando un mensaje para cambiarla.

La persona que aprende de esta circunstancia, entiende el mensaje y decide CAMBIAR.

La persona que en el fondo con la enfermedad se siente cómoda, más cuidada y atendida y no acepta una sanación, aunque sea algo de lo que ella misma no es consciente.

La persona que entendió el mensaje, pero lo hizo tarde, y no tuvo tiempo de CAMBIAR, pero se llevo el conocimiento con ella. Éste fue el caso de mi adorada amiga.

Vemos a la enfermedad como una lacra y no ,como lo que entiendo que es, un aviso, una bendición para encontrar el sentido real de nuestra vida, para recuperar el camino de lo que vinimos a hacer aquí.

Un querido amigo mío, que también falleció hace ya algunos años me confesó: "¿Sabes?", me dijo mirándome fijamente, "le estoy eternamente agradecido a este cáncer porque me ha enseñado las cosas importantes de la vida, sin él hubiera pasado por aquí sin enterarme absolutamente de nada" Os juro que esta afirmación, tan rotunda, cuando la escuchas de alguien con 28 años te marca para toda la vida.

Quiero compartir con vosotros el trailer de esta peli, que todavía no se ha estrenado, se llama "Living Matrix Movie" y nos vislumbra cuál será el camino de la nueva medicina y nos demuestra que TODO está en nosotros mismos: La Enfermedad y también La Curación.

Hace un par de años asistí a una conferencia de Joe Dispenza, si tenéis ocasión, leedle, es maravilloso , y dijo que realizó un estudio acerca de las personas que se curaron de "forma milagrosa" de enfermedades terminales, la medicina lo llama "Remisiones Espontáneas". Descubrió que nada tenía que ver con la raza, la edad o la condición del paciente. Llegó a la conclusión que todos siguieron este patrón:

1.-Todos creían en un aspecto espiritual de la vida, en que había algo más, llamémosle "Inteligencia Universal" "Fuente" "Dios", y ven que deben interactuar con el/ella.

2.- Ajustaron su deseo, su amor por la vida con el deseo de esa inteligencia Universal.

3.- Para conseguir este alineamiento se separaron de su entorno y establecieron una relación con su YO INTERIOR.

4.- Llamaron a la puerta de esa Inteligencia Superior, y pidieron con todo su corazón, toda su intención, todo su amor alinearse con ella, RINDIÉNDOSE a ella y aceptando que:
Sus: pensamientos- reacciones- mente CREARON la enfermedad, y ésto se debe ACEPTAR.

5.- Decidieron REINVENTARSE, CAMBIAR, PLANIFICAR una nueva FORMA DE PENSAR, y empezaron a CAMBIAR.

6.- En este proceso estuvieron muy concentrados de forma que el TIEMPO y el ESPACIO desaparecieron .

Aquí os dejo el vídeo (todavía no está traducido, pero se entiende muy bien). Las conclusiones a las que lleguéis son sólo vuestras. Qué así Sea.

6 comentarios:

  1. hola Bluess
    no tengo palabras, me ha gustado mucho lo has puesto. Quien más, quien menos tiene a alguien cercano o incluso, uno mismo, que se ha enfrentado a lo que es una terrible enfermedad....
    Parece mentira que sólo en situaciones tan límite seamos capaces de discernir lo que de verdad tiene importancia en esta vida....
    así estamos los humanos de idiotizados.... supongo que lo que toca es ponerse manos a la obra para intentar cambiar las cosas.

    Un beso gigante, buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Por ahora me quedo con la idea de que, a veces, la enfermedad nos hace valorar la vida.
    En cuanto al resto soy esceptico,
    aunque nunca se sabe....

    Beso curativo

    ResponderEliminar
  3. Calpurnia: Me alegro que te haya gustado...precisamente ayer me mandaron unos vídeos sobre el Método Hamer, sobre la curación del cáncer, este método se basa en 5 Leyes Naturales, y principalmente idéntifica el cáncer con algun conflicto interno del paciente. Si resuelves tu conflicto estás en el camino de la sanación...quizás los cuelgue en el blog. Gracias por tus palabras.Un beso grande también.
    Misántropo: Ojalá no necesitáramos de NADA para valorar la vida...y sí, nunca se sabe, lo único que vale es la experiencia de cada uno. Todos somos seres únicos y cada uno debe recorrer su camino. Un beso con gotitas de FE.

    ResponderEliminar
  4. Que felicidad volver paseando por tú blog después de un tiempo de reposo en el que he aprendido a desbloquear la tecla de mayúsculas.
    Y cual gigante de conocimiento se haya en tus escritos que nos muestran el camino de reaprender. ¿A qué lugar envío el Miedo trás reconocer que todo pende de uno mismo, y que salud y enfermedad nacen en la emoción? ¿Cuántas cosas más debo enviar haya dónde me digas que lance el miedo?
    ¿cuánta valentía es necesaria para reaprender rompiendo con lo sabido para obtener el estado de paz interior?
    En la verdad se encuentra el amor, y este no sólo reposa en un cojín carmesí,como en tú fotografía, sino también en la belleza y creatividad de tus manos que pueden ser un símbolo de dios.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el último estado al que llegan las personas que se sometieron a ese experimento. El momento en el que el espacio y el tiempo desaparece para ellos.

    Me gusta imaginar que el tiempo es una mecha que está encendida y que no se detiene cada noche al dormir o a lo largo de la rutina de los días.
    Es mi modo de no quedarme parado viendo pasar el tiempo y de tratar de aprovecharlo siempre al máximo.

    Un saludo bluess.

    ResponderEliminar
  6. Eric, gracias por tus palabras. Haces bien en aprovechar el tiempo, ya que cada segundo que gastamos no regresa jamás, cada puesta de sol puede ser la última. Un beso

    ResponderEliminar

Si así lo sientes, comenta, me encanta leerte.